La estrategia era otra, algunos con la ilusión de un triunfo se venían desde afuera, el club promocionaba que en el gimnasio hay wifi para alegría de los no socios mientras los vecinos ya cancelaban sus contratos de datos, Baxley iba a debutar con la camiseta de Biguá y el calor abrumaba las tribunas.

Y el juego comenzó, había más contratistas y dirigentes de otros clubes en la tribuna que gente en el palco; mientras Aguada cargaba la tabla y nos complicaba, estábamos más duros en defensa que en otras oportunidades pero sin juego colectivo en ataque, Aguiar y Baxley culminaban todas las ofensivas. Aguada nos sacó ventaja y no pudimos recuperarla, nos acercábamos y se iban. En el último cuarto nos dimos cuenta que había que dársela a Baxley, nos pusimos a 6, erramos varios libres seguidos, perdimos un par de pelotas bobas, y ya la distancia se hizo imposible de absorber.

Datos precupantes

  • El porcentaje en libres de toda la temporada es malo, ayer 65% en casa.
  • Metimos solo 3 triples en nuestro cancha, si, 3 triples. Sólo un 20%, sin lugar a dudas debe ser la peor temporada desde la línea de 3 desde que jugamos en el Coloso de Villa Biarrtiz.
  • Estamos en zona de descenso.

Deja un comentario